16 de abril de 2024

Xanaduradio.cl

Somos una Radio 100% Digital

«Hoy, un sábado diferente» por Alfonso Godoy

2 minutos de lectura

Por muchos años, en muestro país, unos pocos acumulaban poder y riquezas, mientras los muchos acumulaban penas, pobrezas, injusticias y decepciones.

Hoy ha sido un sábado diferente, un día donde vemos resultados de esas angustias y rabias acumuladas; posiblemente el inicio de otros resultados.

Mientras el dominio neoliberal se robustecia feliz, el poder político se alejaba del pueblo, de sus ansias, de sus deseos de justicia, de sus insatisfacciones jamás escuchadas y atendidas.
La cultura de la búsqueda de poder, del tener y del individualismo llegaba a los Partidos, a las organizaciones sociales, a todas las agrupaciones, al ser humano mismo, el pueblo se iba quedando solo, huérfano de solidaridad y de la comprensión de los gobernantes, y, más grave, huérfanos de referentes genuinos, huérfanos de conducción.

En ese jolgorio de acumulación de riquezas y de consumismo irracional, de culturas patológicas y de desolación, en las organizaciones sociales también se iba produciendo el fenómeno de la búsqueda de privilegios y de vida acomodada de los representantes escogidos para otras cosas.

Ahora, ayer y hoy, vemos a un pueblo enrabiado que se revela, que rechaza lo que hay, pero sin saber de caminos y soluciones. Nadie le ha enseñado a este sufrido pueblo que el Sistema de Mercado ha sido impuesto para eso, para que los poderosos sean más poderosos y por más tiempo. Nadie les ha dicho con claridad que otra Constitución es necesaria y posible.

En muestro gremio de Profesores, las élites de dirigentes han buscado más sus propias acomodaciones que el desarrollo, el prestigio instinucional y el logro de la fuerza necesaria como gremio para reclamar otra Constimución, para exigir Educación Pública como responsabilidad del Estado y no del Mercado; y para educar al Magisterio de que este es el gran objetivo a alcanzar.

Por ahora, el pueblo furioso en las calles, la democracia interrumpida y un futuro incierto, desorganizado y sin conducción.

Nuestro pueblo y la democracia real necesitan de muestro gremio y de otra Educación.


Esperemos y confiemos en que la sabiduría del Magisterio, esta vez pueda determinar que un gremio sano y ejemplar viene, para responder a la ausente confianza interna y para la potencialidad social y educativa de un gran gremio de Profesionales de la Educación.

Aclaraciòn: La columna fue escrita el 19 de octubre de 2019

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Share Buttons and Icons powered by Ultimatelysocial